turismo asturias aventura, turismo activo asturias casas rurales, alojamientos asturias El Camino Real asturias historia ,de asturias ,arte parietal

¿Conoces nuestro sistema de reservas on-line? EN  ARRIONDAS  CABRALES  LOS PICOS DE EUROPA ¿Y NUESTROS APARTAMENTOS ?TURISMO RURAL APARTAMENTOS Y CASAS RURALES   DESDE  20   EUROS  PERSONA    CONSULTAR


¿Conoces nuestro buscador de experiencias?

Un excelente lugar para empezar a planificar tu viaje.


    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         
 Nuestra Historia | Asturias Medieval

Asturias Medieval

Asturias no tuvo más nombre que este, pues antes de ser llamada así, no fue llamada de ningún modo Por él, sus ribereños fueron llamados astures y su capital Astúrica Augusta.Un territorio que, fue llamado a veces LA TIERRA DE LAS ASTURIAS

Con el traslado de la capital del Reino a León, Asturias se ve relegada del protagonismo histórico.Alrededor del milenio, la sociedad puede agruparse en tres categorías : oratores, los que rezan (los eclesiásticos), bellatores, del latín bellum, guerra ( los caballeros y guerreros) y laboratores, los que trabajan ( los campesinos).En nuestra región, la pirámide feudal no es tan rígida, ya que la mayoría de sus habitantes moran en aldeas constituyéndose éstas como comunidades de hombres libres unidos por vínculos de parentesco y vecindad. En estas aldeas es la reunión de vecinos ( conceyu o concilium) quien dirige la vida social y goza de una autoridad acatada por todos los aldeanos.El hombre pastor-recolector, ha dado paso a una activa producción agrícola ( cultivos de cereales y sistemas de rotación de los cultivos) y a una nada desdeñable actividad ganadera.En esta época pues, la mayoría de la población es rural, sólo unos pocos empiezan a agruparse en ciudades o Pueblas ( siglo XIII).Se alimentan de cereales ( centeno, escanda) frutos de los bosques ( castañas, bellotas) y carnes de algunos animales ( ovejas, cabras, vacas, cerdos, gallinas o patos, etc). El pescado es habitual en las zonas ribereñas y costerasy al igual que la carne de cerdo se conservaba en salazón, de aquí la importancia que tuvo en esta sociedad medieval, la industria relacionada con la sal ( salinas, transporte, etc). El pequeño huerto familiar, producía alubias y guisantes, cebollas y ajos, berzas y nabos, en cantidades modestas para la subsistencia.

Las viviendas eran de tablas, muchas veces con barro y piedras, para darles más solidez. Los ganados y las personas tenían la misma puerta de acceso y en el interior apenas una tablas los separaban. El espacio destinado a los humanos, centrado por el fuego,el lar, que servía de cocina y de calefacción lo constituía una única estancia que hacía las veces de cocina, comedor, salón y dormitorio. Las viviendas de los señores constituían la excepción; construídas en piedra algunas han persistido durante varios siglos. A partir del siglo XV-XVI, muchas casas comenzaron a ser también de piedra, bien es cierto que de ínfima calidad; surgió la separación entre cocina y habitaciones y apareció algún tipo de rústico mobiliario en el interior de las viviendas ( asientos, mesa, etc).

La propiedad de la tierra de carácter colectivo, e indiviso, transmitida entre consanguíneos, pasa a ser individual : aparece la propiedad privada. Pronto surgen familias laicas y poderosos grupos eclesiásticos que se hacen con el control de las posesiones. Ellos no trabajan y aprovechan a los campesinos para el laboreo.Alrededor del año 1000, ya existe una clase social señorial, con derechos frente a la mayoría campesina( mano de obra, impuestos, servicio militar, etc) que se conforma como una naciente aristocracia con figuras como los condes Fruela Velaz y Oveco Sanxiz, con relaciones con la comunidad eclesiástica. Recíprocamente, la Iglesia influye en este proceso feudalizador tanto en las construcciones, obras de arte, textos, etc.Dentro de la propia Iglesia, se consolida asimismo una aristocracia de señoríos regidos por los poderosos monjes benedictinos de Cluny( monjes negros). Las fundaciones monásticas se suceden en estos primeros siglos siendo las más influyentes los monasterios ovetenses de San Vicente ( varones) y San Pelayo ( las clarisas, para mujeres). Este último fue elegido como lugar de retiro por las mujeres de la nobleza, enespecial cuando enviudaban. Asimismo, es la propia Iglesia la que se constituye en guardián de la cultura, en sus monasterios y cenobios; la sociedad, incluso la de más elevado nivel, se mantiene en una uniforme pobreza intelectual.

En esta sociedad medieval, se difunde la arquitectura románica, vehiculada por el Camino de Santiago.Aparecen numerosísimas, a la vez que sencillas, construcciones religiosas en las que son notas comunes el empleo de aparejo de sillería y el abovedamiento total de los templos.Se repiten con pocas variaciones la planta y el alzado, el arco de triunfo para el acceso al ábside y las portadas llenas de simbolismo religioso.

Conforme avanza el Medioevo, nacen o se fortalecen los centros urbanos ( Oviedo y Avilés) donde el arte románico se expresa con absoluta libertad. Nuevas cartas pueblas ( Maliayo,Llanes o Tineo, año 1270) hacen aumentar el número de pobladores de las nuevas urbes. En esta época, el poder feudal de los monarcas leoneses, desencadena en Asturias la idea secesionista ( primera mitad del siglo XII), siendo el máximo exponente el obispo Pelayo. A él se debe el Liber.

Testamentorum con el que pretende fortalecer la sede ovetense frente a la hegemónica iglesia toledana.El obispo Pelayo, no duda en falsear donaciones o diplomas para aumentar el prestigio de su territorio, en una obra donde se recogen hermosos dibujos de los monarcas asturianos.Los casos del conde Gonzalo Peláez, frente a Alfonso VII o de la hija de éste, Urraca, frente a Fernando II, constituyen algunos de los intentos secesionistas del Principado de Asturias.

Oviedo es la ciudad medieval más importante de Asturias, numerosos peregrinos la visitan por la fama d las reliquias de San Salvador. Avilés se desarrolla por la industria de la sal y el resto de Pueblas, con Cartas Fundacionales de finales del siglo XIII y principios del XIV, incrementan rápidamente su población. En Castilla la actividad política es turbulenta y esto favorece la génesis de poderosos señoríos, de los cuales el de Rodrigo Álvarez de las Asturias es el más relevante. A finales del siglo XIV al ser destituído Alfonso Enríquez ( hijo bastardo de Enrique II), los territorios pasan a la Mitra Ovetense, que se convierte el el mayor terrateniente de la provincia. Las continuas revueltas sugieren a la autoridad real la creación del título de Príncipe de Asturias ( 1388 ), destinado al príncipe Enrique. A finales del siglo XV, los Reyes Católicos impulsan la actividad de la Junta General del Principado, con el fin de que esta pobre y marginal región no supusiera ningún quebradero de cabeza a la Corona y gozase de una cierta autonomía.

La población crecía con relativa rapidez, pero los alimentos escaseaban, de hecho, a finales del siglo XVI, se conoció la mayor hambruna del Principado de Asturias ( años 1573-1576) llevando al fallecimiento de los dos tercios de la población,según informe de la Junta General (sin llegar a cifras tan escandalosas es posible que al menos un 20 % de la población no pudo subsistir a estos años). Con un campesinado pobre, el clero y los nobles, consolidaban su situación acaparando la mayor parte de la riqueza del territorio. La Mitra ovetense y los monasterios estaban a la cabeza de posesiones y rentas, controlando además los poderes jurisdiccionales. Con escasas vías de comunicación que el clima lluvioso hacía a menudo impracticables, el aislamiento de la región con respecto a la política nacional era un hecho consumado.

En el siglo XVII un nuevo cultivo vino a reforzar la débil economía del principado : el maíz. Importado de América, este cereal se adaptaba al clima templado y húmedo de Asturias con unas cosechas que superaban al resto de cereales ( mijo, centeno y trigo o escanda ). El pan de borona se convirtió entoncesen alimento básico de la población y la agricultura notó este impulso. La ganadería también se vió favorecida (el forraje del maíz era un buen alimento invernal) y ello llevó a una discreta recuperación demográfica. La casería típica quedaba entonces configurada como una unidad de autoabastecimiento con el pequeño huerto destinado al cultivo de hortalizas, la "llosa" donde se sembraban el maíz y las alubias ( "fabes" ) y la menguada cabaña ganadera (vacuno, ovino o caprino a mezcla de lementos de ambas )complementada por el porcino como fuente de grasas y proteínas animales. Esta estructura económica se desarrolló en toda su intensidad en los fértiles valles interiores y en las zonas litorales; en las zonas de montaña, por el contrario la pobreza del suelo obligaba a complementar la limitada ganadería con otras fuentes de ingresos como trabajos de arrieros o desplazamientos a laboreo en las vecinas provincias castellano-leonesas.

Esta mejora del campesinado redundó en las rentas de los monasterios que vieron ampliados asimismo sus patrimonios( monasterios de San Vicente en Oviedo, de Cornellana, de Corias, etc). El otro estamento poderoso, la nobleza, siguió creciendo en influencia y a esta época se remonta el nacimiento de numerosos títulos nobiliarios ( condados de Toreno, Vega del Sella, marquesados de Camposagrado, Ferrera, etc) y las construcciones de palacios, casas solariegas y otros edificios cuyas fachadas reflejaban el poder de sus moradores.

La Universidad de Oviedo, fundada por el inquisidor Valdés Salas, comienza a funcionar a principios de este siglo XVII ( 1608 ) si bien su actividad no fue claramente evidente hasta el XVIII.

El siglo XVIII empieza con unos buenos rendimientos agrícolas que al poco se debilitan; el crecimiento demográfico es considerable ( en este siglo la población pasó de 230.000 a 360.000 habitantes) y con la escasez, aparecen grupos poblacionales malnutridos. Es en este siglo cuando el doctor Gaspar Casal publica sus descripciones de la enfermedad carencial denominada " mal de la rosa" ( pelagra,avitaminosis B). También aparece la actividad minera ( informes de Jovellanos, entre otros) con rústicas explotaciones de carbón. Las actividades portuarias tímidamente van ocupando un discreto lugar en la vida de ciudades como Gijón o Avilés, sin poder competir con los grandes centros de salida de productos mesetarios como Santander o Bilbao. El campesinado sigue suponiendo el mayor volumen de población.

Las ideas ilustradas encuentran adeptos en nuestra región ( Jovellanos, etc), la Universidad da señales de actividad ( Feijóo ), se crea la Audiencia Provincial, etc, pero la situación general del campesinado no ha mejorado mucho con crisis agrícolas agravadas por las guerras contra Inglaterra, primero y contra Francia , más tarde.


    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         

1  
 
 
 


El Camino Real | Turismo en Asturias | turismo@domusnatura.com | www.domusnatura.com
Ramon del Valle nº 2, 2ºA - ARRIONDAS 33540 - ASTURIAS - ESPAÑA | Tel.985-84-13-91 / 630-50-35-35